viernes, 12 de octubre de 2018

Le niñe / Ian

Oda al niño
que existe y
te obliga a ser libre
para simplemente
pasarla bien.
Oda al niño soñador
que te cree todo lo que digas y
se remuerde de ganas de curiosear
y sentir cosas, lo que sea
flashearla
como si el mundo entero fuera
delicioso.
Oda al niño que palpita
su corazoncito con fuerza y alegría
de una sinceridad hermosa, alucinante,
por completo expansiva e
irresistible.

---------
Cuando llegué, Ian me preguntó
parado en la oscuridad
tan sin temor que daba miedo
si era yo
si estaba todo bien
y si había vuelto.
La primera pregunta, era para identificación
la segunda, para verificación de confianza
la tercera, para probar al diablo
porque el diablo puede mentir sobre quién es
pero no sobre su pasado
y si él no hubiese estado antes, entonces no habría vuelto.

Porque Ian sabe
que los diablos mienten
no es tonto, no, claro que no,
solamente no teme
a preguntar.

Te hace falta collage I

Me pongo cerca tuyo y ya tiemblo
wacho qué me hiciste pa que yo te tenga miedo
con el tiempo encuentro todos mis medios
le silbo a la brisa y me copia el viento

Es la gracia del sí que me facilita
si hoy lo quiero sentir soy lo que quiero sentir,
sencilla, tranquila, desvestida, no te angustie
todavía queda toda la vida

Si ya sé, yo tengo grasita
wacho no me toques si no te excita
es sólo pa los que me suben a la mesita
me ponen de rodillas y me llenan de besitos

No, no, no, no de bebecitos
eso más adelante cuando yo embarace al padre
que él se quede mientras yo trabaje
con mi arte y viaje por todas partes

El mundo, ese es mi deseo más profundo
entre eso y las estrellas yo me confundo
¿estoy viva o muerta? no sé, no me apuro
intento que mi ser sea cada vez más puro

Ahm, te gusta mi canto, que te encanto me decís
que soy un cisne y que sin mí no podrías concebir
el existir, pero qué gil,
dejame salir
Vengo vestida de diabla todas las negras me bailan
en pachanga me emborracho me acuesto en la barranca
y vos me seguís, pero qué gil,
no te das cuenta
que te eché fli?
¿te lo tengo que repetir con palabras
que no me sentís? y pretendes que me abra
pero qué gil, eh,
pero qué gil eh...






jueves, 4 de octubre de 2018

Femenergía

Siento
y lloro al decirlo
que si me llevara mejor con mi mamá
supliría todas mis necesidades
de contención
que de mala manera expreso para con el resto
para con el resto del amor
que se me cruza.

Pretendo
asquerosamente
que mi amante sea
el número uno en darme amor
esa contención tan dulce suya
es adictiva para mí
pero porque me gusta a mí
a mi yo de 15 años
a mi yo de 10
             de 9
             de 6
             de 5
                 4
                 3
                 2
                 1
                   años.
Todas mis yo
lo desean, lo añoran,
lo suplican y lo lloran
no desesperadamente pero
son tantas
que sus murmullos y seseos
se hacen casi...
                        constantes.

Mi deber es calmarlas
a todas esas niñas dañadas con el tiempo
dañadas de la gente, de su familia,
todas esas niñas que lloran cuando las acarician
porque extrañan a su papi
y extrañan a su mami cuando era feliz y
                                                              les sonreía.

Tengo
           20 niñas
malacostumbradas al dolor,
                               al enojo,
                               a desconfiar y mentir.
Tengo
           20 niñas
cansadas de luchar por el bien,
                               por la empatía
                                                      cada día
                                                      de sus vidas.

No me gusta decirlo
porque temo a estancarme
pero estoy dañada
                                                nací en una familia de brutos
que le tienen miedo a la honestidad y a ser positivos,
que le tienen miedo a sus ideales,
que tienen miedo de sí mismos.
Y yo, desde siempre,
la oveja negra
burlada, algo despreciada
a la vez que admirada
pero rara vez felicitada.
Rara vez
me aplaudieron
                         rara vez
                         se alegraron
                         de mi arte, de mi expresión, de mi innovación
                                                                                                    rara vez
                                                                                                    me agradecieron
                                                                                                    el abrazo.

Rara vez
no fui
"la rara"
de la familia.
Rara vez
me amaron
como yo los amé.
(porque estoy cansada
de necesitar
extrañar
añorar
tu amor
tu atención
tus caricias
daddy issues malditos
machismo maldito
que me conduce la mente 
a pensamientos
dependientes)

arta de h

Estoy un poco harta
de mi apetito por 
los hombres.

Estoy un poco harta
de sólo charlar
con hombres.
Estoy
un poco harta
de tanta pija
a mi alrededor.

Harta
de por alguna razón desconocida
no estar
construyéndome
como si fuera, que es, mi trabajo.

Me pregunto
¿por qué
extraño?
¿por qué extraño
hombres?
¿por qué no hablo
con mis amigas?
Me siento
hostigada
invadida
quizás
demasiado disponible
para hombres.

Que los amo, sí
me encantan
sus cualidades
culturales
masculinas pero
estoy un poco
harta.

Un poco harta
de por alguna razón desconocida
no sentir del todo conexión
con ellos
no sentir del todo empatía,
preocupación, interés,
etcétera
cosas que me permitan
ser sincera y
espontánea.

Este  no es un poema
para echar culpas
o para que se den cuenta
que me deben perdones
ni nada de eso. Sólo
me doy cuenta
que mi vida
se teje de relaciones
con hombres
y que me suelo sentir
incomprendida
la mayoría del tiempo
hasta que charlo
con una mujer.

No sé por qué será
pero
por alguna razón desconocida
quiero más mujeres
en mi vida, en mis charlas,
en mis silencios.
Amo las amistades
hombre-mujer pero
estoy un poco harta
porque ellos
no entienden mucho
del otro lado
de sí mismos.

Ellos
no están heridos
de hace siglos.
Ellos
no nos tienen
miedo
en la calle.
Ellos
no nos necesitan
espiritualmente.

Nosotras
tampoco los necesitamos,
pero al menos yo
mi sangre
cree, hace siglos,
que sí.

sábado, 29 de septiembre de 2018

Orpasmo

A veces nos da miedo
nuestra propia
actividad.
A veces la vida
da miedo
por el mero hecho
de ser vida.

Eso de la energía
es flashero porque
como que hace a las cosas
moverse y
retorcerse
como serpientes infinitas
la eternidad de ese baile
tétrico, hipnótico,
caótico
da miedo porque
es continuo y
te flasha.

Te flasha
algo tan continuo
la energía de lo eterno
lo eterno de la energía
subida en una brisa de juventud
boreal
floreal
tan bella como
un orgasmo.